Todas las novedades
volver
01Dic2010

Materiales para refaccionar la cocina

  • Por superadmin
  • 2 Etiquetas
  • 0 Comentarios

18

Una de las zonas más importantes, y transitadas, de cualquier casa es la cocina.  Ella es nuestra protagonista de hoy, puesto que debemos procurar obtener lo mejor y lo más completo para la realización de nuestros proyectos en dicho espacio.
Cualquier reforma en casa trae ciertas complicaciones, pero es el precio que debemos pagar para poder conseguir lo que deseamos o lo que necesitamos para vivir cómodamente. Por eso, es necesario minimizar el impacto que la obra puede causarnos en nuestra vida y lo más importante, asegurarnos de su rapidez y efectividad.
Es fundamental para lograrlo conocer qué materiales son los más usuales y lo mejores para refaccionar nuestra cocina, solo así nos aseguraremos de una correcta ejecución. Ante este desafío debemos tener en cuenta las necesidades que la cocina cubrirá. No será lo mismo lo necesario para una cocina dónde se trabajara diariamente, y por la cual se necesitaran materiales fuertes, duraderos y “listos para todo en cualquier momento”, que pensar en una cocina menos transitada o de “decoración”, ya que en este caso quizá deberemos centrarnos más en diseño que en funcionalidad.
Sin duda, lo primero a tener en cuenta son los caños y el sistema eléctrico del ambiente.  Revisarlos para asegurarnos su buen funcionamiento ya que son fundamentales para que la cocina pueda usarse. Así, nos daremos cuenta si será necesario establecer nuevas vías o zonas para estos elementos o si se podrán aprovechar los ya existentes.
También hay que evaluar si se ampliará o modificará el espacio. Si así fuera, será necesario realizar trabajos de albañilería lo que conllevará la utilización de materiales como ladrillos y cemento fundamentales para establecer las paredes de la misma.
El revestimiento y la decoración de la cocina son fundamentales. Quizás por eso, la variedad  de materiales se multiplica por cien. Así, existen productos como los azulejos o los cerámicos que completan un acabado mate o brillante y completamente útil en cuanto a comodidad de limpieza y de higiene. También existen otros materiales más actuales como planchas de metal o cristal a la hora de complementar con los muebles escogidos. Es importante, al fin y al cabo, saber qué se quiere, para después tener en cuenta sus beneficios y perjuicios.