Todas las novedades
volver
31May2011

La corona de la construcción: techos

  • Por calera
  • 2 Etiquetas
  • 0 Comentarios

45

Cualquier proyecto debe ser rematado convenientemente, y nada mejor que un buen tejado como punto final o cierre de una buena obra. Está claro que todo depende del diseño, de la estructura, del lugar y los operarios que se tengan para realizarlo, pero hay algunos puntos clave a tener en cuenta a la hora de realizar correctamente y de forma completa y segura un buen tejado.

Aunque suene obvio, se debe tener en cuenta que el tejado debe estar correctamente sustentado, bien sobre pilares o muros de carga; como bien reza el refrán, «no se puede empezar la casa por el tejado». Debemos asegurarnos que los cimientos han sido bien colocados, respetando la inclinación, la altura y ante todo asegurando la correcta sujeción de la cubierta.

Posteriormente, se deberán colocar las vigas, la espina dorsal que sustentará de manera horizontal el tejado. De la verticalidad de muros y tabiques dependerá que estén completamente rectas. En cuanto a su separación, se debe valorar tanto el uso del recinto, como su dimensión en metros, ya que dependiendo del caso las vigas deberán estar más unidas o guardar una mayor distancia entre sí.

Posteriormente, toca recubrir, y en este caso se producen múltiples opciones, ya que dependerá del tipo de cubierta, lo que hará un procedimiento u otro. Podemos hablar de los más sencillos techos de chapa, con la facilidad que supone colocar sobre las vigas las chapas seleccionadas y asegurarlas a los agarres y vigas. En otras ocasiones, quizá las más repetidas, sean los tejados realizados con tejas, en este caso el procedimiento consiste en saber encajar las tejas superponiendo su forma curva – una hacia abajo y otra hacia arriba – con el fin de conseguir cubrir la superficie. Para otros techados más complejos, como los realizados íntegramente con cemento o con nuevos materiales, el procedimiento es más complejo y se debe recurrir a expertos en construcción que sepan seleccionar lo mejor posible las herramientas y el procedimiento.

Pero no olvides que sea como fuere, es necesaria una eficiente planificación de tiempo, recursos y materiales con el fin de conseguir el mejor resultado posible. Seguro que consigue coronar cualquier proyecto con un buen techado.