Todas las novedades
volver
01Dic2010

Construcción tradicional vs construcción en seco

  • Por superadmin
  • 3 Etiquetas
  • 0 Comentarios

15

La vida está llena de decisiones cruciales, sobre todo a la hora de llevar a cabo un proyecto o una idea. En el caso de la construcción, también las hay; ya que elegir el mejor modelo de construcción puede beneficiarnos tanto en el proceso de construcción como en la implicación posterior de la obra. Por eso no es importante estar informado a la hora de decidir entre la construcción tradicional vs la construcción en seco: sus diferencias serán factores clave a la hora de conseguir nuestros propósitos.
Aquí intentaremos resumirte las ventajas e inconvenientes de cada una de las dos opciones para que puedas tomar la decisión más acertada a la hora de elegir una o la otra.
A veces es imposible no dejarse llevar por la costumbre de utilizar la construcción tradicional, la consideramos como algo cómodo y seguro, y que hemos visto y probado cientos de veces. En ese caso los ladrillos, el cemento y la arena se convierten en nuestros mejores amigos. Se trata de una opción de calidad, aunque es un poco más lenta de ejecutar, digamos alrededor del doble de tiempo de construcción que en seco. Así, se convierte en la mejor opción cuando no ineteresen tanto aspectos como la rapidez o la limpieza, ya que además implica mayor polvo.
En la comparación entre una y otra, la construcción tradicional saca ventaja cuando se piensa en la venta del bien. Pero las cosas están cambiando y cada vez se tiene más en cuenta los beneficios de la construcción en seco.
Este tipo de construcción, ya tradicional en países como Estados Unidos, utiliza aceros y materiales como placas de yeso y se denomina “industrializada”. Es más rápida que la tradicional y más limpia por lo que se recomienda cuando se deben emprender obras mientras alguien está viviendo en la zona afectada.
Estos son los principales factores a tener en cuenta a la hora de elegir entre la construcción tradicional y la construcción en seco, aunque además el buen resultado de la obra dependerá del tipo y la calidad de materiales escogidos y de la mano de obra que la realice.