Todas las novedades
volver
18Ago2017

¿Cómo preparar el yeso?

  • Por calera
  • 3 Etiquetas
  • 0 Comentarios

 

El yeso se utiliza para reparar grietas, tapar agujeros, enlucir paredes o levantar tabiques. Se emplea tanto para “ligar” materiales como para revestir superficies. Por esta razón, en el mercado existen varios tipos de yeso, según el trabajo que se realice. Las principales variedades son:

  • Yeso negro o de albañil. Se caracteriza por tener un aspecto grisáceo, consistencia granulada y fraguado rápido. Se usa para levantar tabiques y como material de agarre.
  • Yeso de yesero. Al contrario que el anterior, tiene un color blanco y grano fino, aunque su fraguado también es rápido. Se aplica en paredes y techos.

 

Las claves para que un trabajo salga bien son la preparación del yeso y el tiempo de fraguado, es decir, el tiempo que el yeso tarda en endurecer.

  • Llenar un balde con agua y asegurarse de que el recipiente no contiene impurezas, ya que echarían a perder la mezcla.
  • Espolvorear el producto sobre el agua y dejarlo reposar entre uno y dos minutos. La proporción correcta es una parte de agua por dos de yeso.
  • Cuando la mezcla ha reposado, hay que amasarla enérgicamente con una paleta limpia hasta conseguir una pasta homogénea, sin grumos.
  • Pasados entre tres y cuatro minutos, según las indicaciones del fabricante que suelen aparecer en el envase, se puede comenzar a aplicar el yeso.

 

El tiempo de fraguado es de aproximadamente 20 minutos, por lo que conviene no preparar grandes cantidades para evitar que la mezcla se endurezca y quede inservible antes de terminar el trabajo. Lo que no se debe hacer es añadir más agua a la masa cuando ésta comience a endurecer, ya que el yeso podría perder resistencia y adherencia. Es lo que se denomina ‘yeso muerto’.

 

La opción más práctica para ralentizar el fraguado es comprar retardadores de fraguado, que se añaden en el momento de la mezcla, o utilizar yeso de fraguado controlado. Este último material contiene retardadores propios, que permiten un tiempo de secado mayor, entre una y dos horas.